farmacia 1928_edited.jpg
lineker.jpeg

Francisco Varallo siempre será Mundial

El 25 de mayo de 2005 nuestra cancha principal pasó a llevar el nombre de un ser humano extraordinario, por su humildad y por la “friolera de goles” (término que supo usar la prensa deportiva). Pancho quedó inmortalizado en tangos, poesías y posters, y en la cantidad de jugadores y simpatizantes que se acerquen a nuestro Predio de 52 y 161.


Pero en su barrio, en su casa que aún está en pie, también se lo recordaba para los Mundiales.


Cada cuatro años el ídolo recibía a periodistas del primer mundo, brindando sus vivencias de la Copa de 1930 y su pálpito del fútbol en esos tiempos. En 2002, antes de jugarse en Corea-Japón, llegó a Plaza Brandsen un enviado especial de la BBC (canal de TV son sede en Londres) y era nada menos que Gary Lineker, goleador histórico de Inglaterra en México 86. 


En otra ocasión, para Francia ’98, Pancho tuvo que poner buena cara cuando la producción del programa “Sorpresa y Media” iba a llegar hasta nuestro barrio para darle la invitación para ver el Mundial en aquel país. La AFA iba a dar las entradas, pero habilitó al Canal a que lo hiciera tal cual convinieron, pero el programa cambió de idea y la “sorpresa” quedó para otro momento, sin que el responsable le diera la noticia y los pasajes a Varallo. Lo cierto es que la Copa ya estaba en fase de ceremonia inaugural y allá se vino a enterar Julio Grondona (presidente de la casa del fútbol argentino) que no estaba Varallito. Conclusión: el Jefe ordenó que enviaran pasajes para el mítico y querido Pancho, quien finalmente llegó a París con su hija Pocha. El disfrute fue a lo grande y entre las verdaderas sorpresas se dio el gusto de estar con otros ídolos, Alfredo Di Stéfano y Emilio Butragueño, figuras inolvidables del Real Madrid.

lineker.jpeg
varallo.jpg