• Grupo BA

Todos los clubes de la Liga, en un pedido a quien corresponda


Unidos, como en los tiempos de apogeo, los clubes de barrio están enarbolando las banderas sociales en un pedido al Estado. La Asociación Coronel Brandsen, su Comisión directiva en pleno, está en constante diálogo con las dirigencias de otros clubes (hoy protagonistas del fútbol liguista), cuyo propósito social sigue siendo el mismo de los fundadores: colaborar con la vida comunitaria, proteger el tejido social, y continuar con el legado de los pioneros que soñaron a los clubes sociales de fomento, culturales y deportivos, y que en pleno siglo veintiuno se sostienen como en un principio, con la cuota societaria de sus deportistas y aportes de los comercios amigos del barrio.


El fútbol amateur, en todas sus categorías, no comenzó el fin de semana cuando la Liga Amateur Platense tenía programada la primera fecha. Se decidió parar la pelota y poner el grito en el cielo, que muchas veces es hacerlo en el desierto.

“Los dirigentes de los clubes de la Liga nos vemos en la obligación de visibilizar la problemática que de hace un tempo a esta parte nos aqueja y que se profundizó por alguna medidas”, comienza la carta que se redactó con la totalidad de los dirigentes de las instituciones que participan en una competencia con más de un centenar de años de tradición.


“Venimos de dos años de pandemia donde muchos tuvimos que cerrar y endeudarnos y otros hemos sido el sostén social para nuestros barrios. Hoy nos golpean desde varios frentes: la decisión del Estado de la no concurrencia de los visitantes, el establecido aumento del costo de la seguridad policial y un posible aumento del arancel de los árbitros (entendible)”, prosigue la letra que se viraliza después de un fin de semana sin encuentros oficiales.


El torneo Clausura quedó en una nebulosa, porque según se manifiesta en el pedido de la treintena de clubes, “es inviable que la pelota siga rodando” y por los motivos antes señalados “solicitamos estar en los ámbitos de discusión de esas variables. Hoy, como hace mucho tiempo no ocurría, nos encontramos todos los clubes unidos y peleando por nuestros derechos. Gracias por entendernos y acompañar”.


Claro que el brillo de aquel tiempo cuando la mayoría nacía se fue opacando, y lejos de abandonarse, se fueron reinventando, palpitando cada año tras esa pelota o ese baile que hacía palpitar el alma de la barriada.

134 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo